sábado, 23 de enero de 2016

Coffee Tour Spontané



Algo de lo que he aprendido en este viaje cafeinómano es a cogerle cariño a los postres se convierten en una maña perfecta para saborear la acidez del café en formas distintas, pues la verdad no imaginó mi vida tomando una tacita de estas revuelta con cucharaditas de azúcar. Prefiero el dulce la verdad en forma de acompañante.

El noveno café de mi #CoffeeTourSpontané lo serví en Varietale, un sitio que te llena de oxígeno desde la entrada y te despide con ricos olores de café a la salida… mi mejor experiencia en este lugar, fue probar una exclusiva taza en Prensa Francesa – ¡qué buena decisión!-, con este filtrado me di el lujo de devorar todo el cuerpo del café en segundos. Aún recuerdo ese saborcito medio acidioso rebotando de felicidad en mi paladar, delicioso.

Prometí volver para darle una segunda oportunidad a los postres, pero más que eso prometí regresar por una taza de café nariñense. ¡Me lo quede debiendo! es  mi favorito.



¿De qué sabor es Coffee Tour Spontané? Aquí un abrebocas, prometo pronto contarles los detalles.
Aquí Los cafés bogotanos que ya pasaron por mi Tour Spontané.


Publicar un comentario